¿Qué pechos me pongo?

¿Qué pechos me pongo?

Simular está de moda. Y sinceramente, a mí me parece comodísimo esto del simular. Te evita muchos disgustos, muchos chascos frente al espejo, muchos “si lo llego a saber, yo no me corto así el pelo ni de coña”, que nos ha pasado a todos. Porque una cosa es irse de rebajas y probarse cienes y cienes de prendas, –o…