Quienes tenemos hijas adolescentes sabemos lo que es luchar contra los granitos e imperfecciones en sus caras. A los “agobios” propios de esas edades (los estudios, los amigos, los “amores”…) se suman los granos y parece que es el fin del mundo. Por eso cuando hoy he recibido el nuevo Cleanance Comedomed de Avène, he pensado: “voy a fotografiarlo inmediatamente para dárselo a mi hija pequeña y ver si funciona”.

Como muchos ya sabréis la gama Cleanance tiene como objetivo aliviar las pieles con imperfecciones de los jóvenes de entre 12 y 20 años, una franja de edad en la que el 80% tiene acné y la gran mayoría no disfruta de una piel tan lisa como les gustaría. Este nuevo producto se presenta como “el primer concentrado anti-imperfecciones que reduce los granos y los puntos negros limitando la aparición de otros nuevos para conseguir una transformación de la piel”. 

Al parecer en Avène, tras años de investigaciones, han conseguido crear un nuevo activo que ataca el origen de los granos, sus raíces para entendernos, con el objetivo de limitar las recidivas. Esta innovación científica combina eficacia y simplicidad, una alta concentración  y muy buena tolerancia para lograr un impacto anti-granos visible a partir del séptimo día de uso. Centrarse en lo que “hay debajo del grano” es fundamental porque el 10% de los folículos desequilibrados bajo la piel son el origen de los granos del mañana. Aunque no os voy a detallar las etapas de la formación de los granos sí os diré que para actuar de forma eficaz contra ellos hay que trabajar tanto en la fase visible (el grano en sí) como en la invisible.

¿Y cuál es la innovación de Cleanance Comedomed? Os cuento. Hasta ahora la mayoría de los tratamientos de este tipo incluían activos con exfoliantes anti-irritantes para reducir las imperfecciones que ya existían. Lo que hace el último lanzamiento de Avène es proponer un enfoque distinto: atacar las imperfecciones cuando aún “no han salido a la luz” y con un único activo llamado  Comedoclasin”. Este ingrediente se encuentra en una concentración muy alta (25%)que permite, por un lado, reducir las imperfecciones existentes y, por otro, desactivar la formación de los microcomedones desde el origen para que no lleguen a aparecer. Los resultados empiezan a notarse a los siete días (algo importante para que los adolescentes sean constantes en su uso) y a los dos meses, casi la mitad (el 45%) de los granos y puntos negros desaparecen.

El principio activo protagonista de esta hazaña, el Comedoclasin, procede del fruto del cardo mariano, cuenta con dos patentes registradas y tiene una doble acción en este tipo de pieles: por un lado es seborreguladora y, por otro,limita la proliferación de las células que espesan el canal del folículo sebáceo. de este modo conseguimos una acción de impacto y un tratamiento de fondo en el mismo producto.

Su textura está libre de grasas, es un gel acuoso de rápida absorción que deja la piel fresca y mate. No tiene perfume pero al aplicarlo desprende un fuerte aroma (similar al del alcohol) que desaparece antes de terminar de extenderlo. Se aplica por la mañana y por la noche sobre la piel limpia, bien solo o como complemento de un tratamiento prescrito por el dermatólogo. Su precio, 19€ (30 ml)

1 Comentarios

  • Avatar
    angeles
    Posted 3 October, 2019 2:03 pm 0Likes

    Una buena marca por lo que será un producto recomendable para quien tenga ese problema.

Comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.