Ultimate Reset de shu uemura, reparación extrema para los cabellos dañados

Hace unas semanas estuve probando el nuevo lanzamiento de shu uemura art of hair, Ultimate Reset, en Salon Emotion y la verdad es que no sé si me gusto más el tratamiento o el salón porque ambos son espectaculares. Así que voy a dedicar un post a cada uno para que no se roben protagonismo.

Muchas ya sabéis que soy una enamorada de shu uemura y, por eso, cada vez que me invitan a probar uno de sus rituales no lo dudo, porque mi cabello lo agradece, y mucho, y mi mente también ya que sus ceremonias consiguen ponerme en modo off, me olvido de las preocupaciones y me dedico solo a disfrutar. Y eso es lo que hice cuando probé Ultimate Reset, un completo tratamiento capilar para la restauración del cabello inspirada en el kintsugi, el arte japonés del renacer que surge en el siglo xv con el objetivo de salvar los utensilios de porcelana venerados por su belleza. Cuando uno de estos objetos se rompía,  sus dueños  unían sus trozos con una resina combinada con polvos de oro, convirtiendo esas uniones en bellas cicatrices que aportaban al objeto un nuevo carácter.

Y con el kintsugi como fuente de inspiración nace Ultimate Reset que, metafóricamente, se convierte en esa resina con polvos de oro para que podamos restaurar nuestro cabello dañado. En este caso la función de esa valiosa resina la realiza el extracto de arroz de orgánico. Y me voy a detener en este punto para volver a las costumbres japonesas que shu uemura recupera para elaborar sus productos. Y una de esas tradiciones por parte de las mujeres de la corte imperial del antiguo Japón era el uso del agua de arroz para lavar y aclarar el cabello. Durante siglos, este ingrediente, el extracto de arroz, ha sido uno de sus secretos de belleza capilar porque las mujeres japonesas utilizan el agua de arroz para lavar y aclarar su pelo y, desde luego, lo que está claro es que las niponas poseen un cabello fuerte, brillante y sano de raíces a puntas. Ahora, ese ingrediente, rico en vitaminas (By D) y minerales (calcio, hierro, potasio, zinc y magnesio) viaja de oriente, concretamente desde Hyogo, en Japón,  a occidente de la mano de shu uemura con Ultimate Reset que incorpora a su formulación esta fuente de vitaminas para fortalecer y restaurar el cabello dañado.

 

Esta nueva gama además de reparar y nutrir el cabello en profundidad aporta, y esto es lo más importante, diez veces más resistencia a la rotura. El cabello se vuelve más fuerte y no se quiebra ni se parte con facilidad. Además, una vez aplicado protege el cabello frente a agresiones externas como la contaminación durante 48h. Por eso, al  utilizar Ultimate Reset el cabello queda, además de reparado y fuerte, suave, brillante y pulido además de ligeramente perfumado porque sus productos poseen una  fragancia de notas afrutadas y especiadas, en las que descubrimos toques de melocotón, flor de naranja, jazmín, ylang ylang, geranio, sándalo, vainilla y almizcle.

Si tenéis la oportunidad de probar el tratamiento en alguno de los salones que shu uemura tiene en España os lo recomiendo porque como os decía al principio sus ceremonias son todo un espectáculo. El champú, se aplica sobre el cuero cabelludo y el cabello húmedo con una esponja especial y el lavado se realiza aplicando técnicas de shiatsu, por eso os decía que el relax es inmediato. A continuación tanto si aplican el acondicionador como la mascarilla, realizan un masaje de la fibra capilar, peinan el cabello húmedo con el peine de geisha y finalizan con un aclarado. Para los técnicos de shu uemura las ceremonias capilares tienen tanta importancia como la ceremonia del té. No hay prisa y se recrean en cada paso para que el relax sea absoluto.

2 Comments

  • angeles
    Posted 5 July, 2018 14:28 0Likes

    No me cabe duda de que debe ser genial pues la marca es estupenda.

  • M Angeles Guerra Rodriguez
    Posted 5 July, 2018 21:12 0Likes

    Si resultan interesantes
    Besitos

Live a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.