Moreno de ciudad, por John Queras

Gel hidratante con color Looking Good Flashtec, de Möller for Man. Con este gel de textura ligera y rápida absorción conseguirás un efecto “buena

Da la sensación de que esta primavera con pinta de otoño no quiere que nos bronceemos antes de tiempo. Por eso, la estación de las flores únicamente nos deja ver el sol con cuentagotas y racanea el buen tiempo con tacañería propia de mister Scrooge. Y lo hace de la manera más cruel: regalándonos dos días de terraza seguidos por seis de paraguas y chubasquero del capitán Pescanova. Nos enseña la patita del verano durante un fin de semana para luego devolvernos a una realidad nublada de tormentas y granizo como pelotas de golf. De ahí que las chanclas y las botas de agua compartan armario sin apenas dirigirse la palabra.

Autobronceador hidratante, de Shiseido Men. Proporciona un bronceado natural y homogéneo que desaparece con el ciclo de renovación cutánea. 46,45 €.

Lo que no sabe esta primavera poco generosa es que los beautywarriors tenemos otras opciones para lucir un moreno casi tan natural como el que ligamos en la playa, pero sin necesidad de sombrilla ni bañador. Por un lado, están las cremas con un ligero toque de color. Estas fórmulas, enriquecidas con pigmentos que se funden al contacto con la piel, proporcionan un tono cutáneo parecido al que obtenemos después de dar un paseo por la orilla del mar. Puedes aplicarlas por todo el rostro o solo en la frente, la nariz y los pómulos, que son las zonas donde la incidencia solar es mayor.

Gel bronceador, de Tom Ford for Men. Formulado con una base de agua y sin aceites, aporta un toque de color, además de calmar e hidratar la piel. 49 €

Por otro, están los autobronceadores, que colorean las capas superficiales de la piel de forma pasajera. Por fortuna, la última generación de estos cosméticos nada tiene que ver con la de los años 80, que aportaban ese antiestético tono anaranjado que Trump ha recuperado, tristemente, en pleno siglo XXI. Estos productos contienen determinados azúcares, como la dihidroxiacetona, que, al contacto con la epidermis, producen la oxidación de su capa externa. El resultado es un moreno progresivo que se elimina con el proceso de renovación cutánea. Si quieres conseguir un tono natural, utilízalo en días alternos y siempre después de la limpieza. Y, después de la aplicación, lávate bien las manos porque suelen dejar residuos. Eso sí, con los autobronceadores más vale pecar por defecto que por exceso. Si te pasas, corres el riesgo de pasar de tostado a carbonizado, al estilo Armani, Valentino o Julio Iglesias.

Potenciador del bronceado, de Clarins Men. Añade tres gotas del producto a tu crema de tratamiento hasta conseguir el tono deseado y reduce la dosis a una para mantenerlo. 28 €.

1 Comment

  • angeles
    Posted 28 May, 2018 10:47 0Likes

    En mi tierra todavía estamos de otoño continúo y no vemos el sol ni de casualidad. Yo no soy de autobronceadores, sólo lo utilizo los primeros días cuando me quito las medias en las piernas.

Live a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.