egészségügyi ellátáshoz való hozzáférés http://onlinetablettak.com/ Palo alto orvosi Alapítvány munkahelyek

Vuelve el hombre, por Juan Luis Cano

Por el 14 septiembre, 2017

juan luis cano

Dicen quienes saben del alma humana que no llegamos a conocer el valor real que de las cosas, los afectos e incluso de los amores hasta que nos vemos privados de ellos. Es entonces, frente a frente con la ausencia, cuando calibramos el vacío que dejó en nosotros esa cosa, ese afecto o incluso ese amor y sufrimos sus consecuencias. Puede ser que ese dolor abstracto del abandono lo hayáis sentido muchos de vosotros y vosotras ante mi prolongada ausencia de este blog. Lo entiendo. Seguramente mis artículos habían llegado a convertirse en una especie de droga intelectual sin la que ya no podíais imaginar vuestra existencia. Quizás no, pero lo más seguro es que sí, por eso os comprendo, del mismo modo que comprenderé vuestro gozo, vuestro entusiasmo, vuestro regocijo al saber que vuelvo a escribir aquí. Como gotas de néctar mis perlas literarias adornarán una vez más este blog y contribuirán a que refulja nuevamente con más esplendor. De nada.

beer

Hace tiempo, años, publiqué un post en el que me hacía eco de las nuevas tendencias en cuanto a los líquidos con los que los spas llenaban sus bañeras de hidromasaje y si no recuerdo mal citaba el zumo de chufa, el vino y no sé qué más brebajes, pues bien, para retomar mis ilustres aportaciones en Belleza en Vena, comentaré la existencia de un centro termal que hay en Islandia (fíjate tú, en Islandia ¿Quién se va a ir hasta Islandia para meterse en un centro termal, con la cantidad de spas que hay por aquí? Pero, bueno, como hay gente pa’tó…) este centro en concreto se denomina Bjórbödin Spa está en la localidad de Dalvik y la característica más relevante que tiene además de estar a tomar por culo es que tiene bañeras de hidromasaje con cerveza. Sí, habéis leído bien: Con cerveza.

  • ¿Dónde has estado, Mariano?
  • Con los chicos del banco, tomando unas cervezas.
  • ¿Ah, si, tú te crees que soy idiota? Y vienes con la cabeza mojada…

background beer and bubbles with condensation droplets on the outside of the glass

Seguramente que en Islandia, en los alrededores de Bjórbödin Spa, es decir en la localidad de Dalvik, esta situación se da en más de una ocasión, porque aunque la cerveza de la bañera no se puede tomar (me imagino que no porque no sea bebible, sino porque estará sucia de toda la porquería de los pies y la caspa y de los sudores de la gente que se haya metido antes)  sí que hay barriles con el maravilloso líquido dorado junto a cada una de las bañeras para que los clientes que lo deseen se sirvan tanto como deseen. No dicen si ponen tapa ni si inclinan un poquito la bañera para que al llenarla la fuerza de la cerveza sea la justa, del mismo modo que me imagino que no será de las que tienen chorros ni burbujas, porque si no la cerveza se convertiría solamente en espuma y ya parecería aquello una fiesta de esas que hacen en las playas más que un relajante centro termal. Me cuentan que después de la experiencia los clientes pueden acudir a una sala de relax. Nos ha jodido, a dormir la mona, porque no me negarán que la cerveza da modorra.

Pues hale, ya está, ya he vuelto. No me deis las gracias, lo hago porque Geni está pasando un mal momento personal y me ha pedido ayuda y los amigos estamos para eso, para arrimar el hombro.

Juan Luis Cano

Acerca de Juan Luis Cano

Periodista, escritor y la mitad de Gomaespuma. @juanluiscano.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>