egészségügyi ellátáshoz való hozzáférés http://onlinetablettak.com/ Palo alto orvosi Alapítvány munkahelyek

Clavelitos de mi corazón, por Juan Luis Cano

Por el 28 septiembre, 2017

juan luis cano

Hola, ya estoy aquí de nuevo y es una pena que no me podáis ver, porque me he cortado el pelo y estoy monísimo, pero bueno voy a lo que voy. Me he enterado por un amigo mío que es catedrático en la universidad de Santiago de Chile, en Chile, de que unos compañeros suyos que también trabajan en la Universidad de Chile, en Chile, se pusieron hace quince años a investigar por qué a los claveles antárticos no les afectan los rayos ultravioleta, estando, como están, expuestos a una radiación solar extrema y descubrieron que es porque modifican su composición molecular, así que los compañeros de mi amigo se dijeron: “Date, si esto lo podemos aplicar al ser humano, se acabaron las cremas protectoras con componentes químicos” y en ello están.

claveles amarillos

Quince años estudiando florecitas no es moco de pavo, porque en el departamento de la universidad ya les llaman “los tontos de los clavelitos”, que fíjate las diferencias socioculturales que nos separan de América a pesar de hablar el mismo idioma. Aquí si le oyes a uno referirse a un grupo como “los tontos de los clavelitos” ¿En qué piensas? En la tuna. Que yo no digo que los tunos sean tontos, que digo que pensarías en ellos, por lo de los clavelitos, que en seguida os ponéis estupendos y la liamos, que ahora hay que tener un cuidado exquisito al hablar, porque corres el riesgo de que te denuncie siempre alguien. Si te refieres a algún malvado y dices: “ese es un perro” te denuncian los animalistas, si regañas a tu hija cuando escribe una redacción y le dices que no utilice muletillas, te denuncia una asociación de cojos, si estás indicando al taxista por dónde tiene que ir para dejarte en la puerta del restaurante donde has quedado y le dice “tire a la izquierda” te denuncian los de Podemos…” En fin, que hay mucha gilipollez, últimamente, en la vida, pero yo a lo mío, que me despisto. Como iba diciendo, estos científicos, que no tunos, han descubierto lo que posiblemente será la revolución en la protección solar, pero (siempre hay un pero) el Tratado Antártico prohíbe la utilización de los recursos existentes en el continente blanco, así que… Yo les doy una idea: Pillen unas semillas del susodicho clavel y plántenlas en Burgos.

Snow and ices of the Antarctic islands

Una pregunta: Si no se pueden utilizar los recursos que hay en la Antártida ¿De dónde sacaron los científicos de la universidad de Chile, en Chile, compañeros de mi amigo catedrático, los claveles? ¿Quién de todos ellos violó la norma? ¡Ay, qué científicos más tunos! La realidad es que si prospera el descubrimiento habría que cultivar los claveles en laboratorios imitando las condiciones climatológicas en las que se desarrolla la planta.

solares belleza en vena

No sé cuánto tardarán en conseguir una crema de protección solar con estas moléculas que hagan de filtro natural, pero desde luego ya se pueden poner las pilas los fabricantes de las cremas normales, porque con lo de moda que se ha puesto lo de los veganos y todas esas cosas, los productos naturales van ganando terreno muy rápidamente. Bueno, no me creerán, pero mi primo, que trabaja en una fábrica de donuts me ha dicho que ya están investigando para hacerlos ecológicos y que el aire que va en el agujero esté purificado, no te digo más.

Juan Luis Cano

Acerca de Juan Luis Cano

Periodista, escritor y la mitad de Gomaespuma. @juanluiscano.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>