egészségügyi ellátáshoz való hozzáférés http://onlinetablettak.com/ Palo alto orvosi Alapítvány munkahelyek

Maratón de tratamientos de belleza (y salud) en Villa Padierna Thermas

Por el 4 julio, 2017

piscina termal villapadierna

Aquí está mi último post sobre mi estancia en el hotel Villa Padierna Thermas. Como ya os adelanté hace unos días, en éste os voy a contar los tratamientos (termales, faciales y corporales) que me hice durante mi estancia. Os aseguro que hacía mucho tiempo que no estaba tan relajada. Y es que en los casi cuatro días que estuve allí no hice otra cosa que dormir, comer y dejarme “mimar”. Un poco más y tengo una regresión a mi época de bebé en la que no debía hacer otra cosa.

tratamientos villapadierna

Como podéis ver en mi “hoja de ruta”, mi inmersión en la vida del Villa Padierna no pudo ser más completita. Y eso que en la hoja faltan algunas cosas, pero os las voy a ir contando todas. Puse mis pies en el hotel a mediodía y después de una pequeña siesta comenzó mi proceso de termalización con una consulta médica en la que como ya os conté en Instagram me llevé una gran alegría. Al pesarme, la báscula me anunció que mi edad metabólica era de 36 años. Buen comienzo, ¿verdad?

bascula villapadierna thermas

De la consulta pasé a la ducha Vichy donde me realizaron un peeling corporal estupendo para que mi piel quedase libre de células muertas y las aguas sulfuradas y el resto de los tratamientos que iba a recibir fuesen mucho más efectivos. Este tipo de ducha me encanta. Te tumbas en la camilla y vas recibiendo una especia de lluvia (con agua termal) a distintas temperaturas pero sin mucho contraste entre ellas. Y si, como ocurre en este hotel, además de la “lluvia” te realizan un masaje exfoliante por todo el cuerpo ni os cuento lo descansada que sales.

Ducha-vichy-villapadierna

Nada más terminar, y por si me quedaba algún rastro del estrés madrileño, pasé a una de sus ocho cabinas destinadas a realizar tratamientos faciales y corporales (hay otras ocho para los tratamientos con aguas termales). En la mía me hicieron un masaje relajante de espalda y cervicales espectacular dentro de una burbuja de oxígeno. Excuso deciros como dormí esa noche. Supongo que lo podéis imaginar.

burbuja oxigeno villapadierna

Al día siguiente, a las 10:30, comenzó mi programa con el paso por la zona de nebulizaciones e inhalaciones con agua de sus termas. Esto sirve para mejorar la capacidad pulmonar y limpiar las vías respiratorias, tanto las altas como las bajas. He de reconocer que este tratamiento, aunque viene fenomenal (y sobre todo para mí, como fumadora, es estupendo) es un poco aburrido pero lo hice todos los días porque además de aplicada soy consciente de que me venía muy bien.

nebulizaciones villapadierna

Tras las nebulizaciones, llego el momento de realizar el circuito termal (que hice todos los días) en los mismos baños romanos donde se sumergía la nobleza y la realeza europea a mediados del siglo XIX.  Estas aguas, procedentes del manantial de Carratraca, están catalogadas como Minero-Medicinales y se clasifican como sulfuradas, cálcicas y magnésicas, que emanan a 18 ºC, una temperatura óptima para conservar sus propiedades.  Según la International Society of Medical Hydrology estas aguas son eficaces en disciplinas médicas como la dermatología, la reumatología, la neumología, la otorrinolaringología o la ginecología.  Además actúan sobre el sistema neurovegetativo (reduciendo la presión arterial); los mecanismos de defensa (aumenta la producción de anticuerpos); el hígado (estimulan la actividad de las células hepáticas y su efecto detoxificante del organismo); el estómago (mejora las digestiones)…

consulta villapadierna

Estas aguas se absorben por el organismo por distintas vías: respiradas (con las inhalaciones y nebulizaciones), bebidas (reconozco que tomé medio vaso pero entre que estaba templada y olía a rayos no me convenció y decidí que me gustaba más que penetrasen en mi organismo por vía tópica (a través de los baños y los distintos tratamientos con aguas termales).

fuente agua sulfurosa villapadierna thermas

De esta fuente mana agua sulfurada para beber

Después del circuito termal y el paso por las termas de agua templada y fría (en las frías reconozco que aguanto muy poco)  llegó el turno del masaje subacuático. Otra gozada. Sumergida en un bañera (llena de agua termal, of course) la terapeuta va masajeando todo el cuerpo con un chorro de agua a presión. La sensación es estupenda, como si estuvieses recibiendo un masaje manual dentro del agua.

bañera villapadierna

Y de la bañera, y tras un sabroso zumo de frutas, le llegó el turno a otro masaje, el Bioenergético by Piroche en este caso sin agua y con bioaromas. Pero a este y al Facial Emperatriz, que me hice esa misma tarde, les dedicaré otro post porque son muy interesantes.

bioaromas piroche

Para terminar el martes, probé el masaje Watsu. Era la segunda vez en mi vida que lo hacía y os aseguro que una vez que te relajas y te dejas llevar (cuesta un poco) es una experiencia fantástica. La palabra Watsu surge de la combinación de otras dos (water y shiatsu). Así que os podéis ir imaginando. Se realiza dentro de una de las termas, con agua templada, y allí una terapeuta te va realizando suaves estiramientos y, al ritmo de una música relajante, te mece en una especie de baile en el que ella te va llevando mientras tú flotas en el agua. Se supone que así es como se mueven (sin ayuda de otro, claro) los bebés en el vientre materno.

tratamiento watsu villapadierna

Mi tercera jornada de tratamientos comenzó con nueva sesión de inhalaciones y circuito termal seguido del tratamiento corporal Rosalpina, en el que gracias a un peeling y su mascarilla corporal con rododendro y aceite de pino suizo se revitalizan las células, se favorece la regeneración cutánea y  se mejoran las defensas naturales de la piel. Todo ello acompañado de diferentes técnicas de masaje que consiguieron que, a pesar de lo bien que había dormido, volviese a echar una cabezadita en la camilla. Se ve que tenía falta de sueño.

tratamiento rosalpina villapadierna

Esa tarde le llegó el turno a un facial de una de mis marcas preferidas, Carita. El nombre que le han puesto en Villa Padierna a este protocolo es “Facial Carita Sophia Loren”, realizado con los productos de la marca que mejor se adaptan a tu tipo de piel. Dura casi dos horas en las que se incluyen masajes desmaquillantes, exfoliantes (me chifla su gommage “Renovateur “), mascarillas, aparatología (peeling de ultrasonidos, luces led y su masaje con sus característicos guantes de hilos de plata para elevar, reafirmar y tonificar el rostro). La verdad es como colofón al día fue genial ya que la luminosidad en la piel y el efecto lifting, amén de la relajación, fueron más que evidentes. 

recepcion termas villapadierna

Y llegó el último día, muy a mi pesar, y sólo tenía la mañana para probar nuevos tratamientos. Y lo hice. Después de las inhalaciones, nebulizaciones y paso por el circuito termal, probé su bañera de hidromasaje (de las de verdad, no esos jacuzzis que hay en algunos spas y que te venden como “hidromasaje”); su ducha circular bitérmica (una ducha de contrastes con chorros de agua que van desde la cabeza hasta los pies alternando el agua fría con la caliente). Esta ducha es fantástica para activar la circulación y reafirmar los tejidos. Por último, pasé por la ducha jet, en la que pegada a una pared te “masajean” con un chorro de agua caliente a presión. Es como si regasen tu cuerpo de arriba a abajo.  Para quienes penséis que para qué sirve, os diré que para drenar y reducir.

piscina villapadierna

Como habréis podido comprobar mi piel ha recibido tal cantidad de agua mineromedicinal que aún hoy se notan los efectos en mi piel.

Eugenia León

Acerca de Eugenia León

Periodista y directora de Belleza en Vena. @bellezaenvena

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>