egészségügyi ellátáshoz való hozzáférés http://onlinetablettak.com/ Palo alto orvosi Alapítvány munkahelyek

París, Texas, por John Queras

Por el 3 noviembre, 2016

paris-texas

Seguro que al bueno de Wim Wenders no le molestará que tome prestado el título de su road movie para hablar de dos marcas cuyas visiones de la belleza son tan opuestas que casi se complementan. Y es que la cosmética que se elabora en las distintas ciudades, al igual que su gastronomía, es un fiel reflejo de la singular idiosincrasia de cada lugar.

carven-pour-homme

Por un lado está Carven, que es más parisina que pasear por la orilla derecha del Sena y disfrutar de un delicioso filet mignon en una brasserie ubicada en una callejuela escondida detrás de la Place Vendôme. Fundada allá por 1945 en plenos Campos Elíseos, y después de superar no pocas dificultades, la firma francesa vuelve a la carga con Pour Homme (79 € / 100 ml), una eau de toilette con todo el savoir faire de ese juego de contrastes que es París: elegante e informal, moderna y clásica, cosmopolita y provinciana. Pero esta fragancia encuentra el equilibrio entre estos dos mundos en principio antagónicos gracias a una salida muy fresca de hoja de violeta y pomelo que se vuelve cálida gracias al trío especiado (nuez moscada, salvia y cedro) presente en las notas de corazón. El carácter lo aporta la textura cremosa del sándalo y las infinitas facetas del vetiver. En definitiva, un perfume que, en cada vaporización, parece susurrar très chic.

jackblack_eyebalm

Por el otro, la texana Jack Black lleva el tradicional estilo easy-to-wear estadounidense al universo cosmético. Creada en el año 2000, su filosofía es muy clara: a la mayoría de los hombres no nos gusta pasar demasiado tiempo frente al espejo. Por eso, muchos de sus productos cuentan con fórmulas multifunción, como la crema de afeitar que además se puede utilizar de aftershave o la hidratante con factor de protección. Así, ahorramos pasos, pero no eficacia. Jack Black es sencilla, rápida, desenfadada y sin complejos, como el american way of life. Todo esto se nota en su nuevo Eye Balm (32 €), un gel refrescante para el contorno de los ojos con un práctico aplicador de acero inoxidable en roll-on que reduce las bolsas y las patas de gallo mientras masajea la zona.

Una marca francesa con mucha historia frente a otra americana y recién llegada. Y ambas conviven como buenas hermanas en un mismo neceser. Todo es posible en el planeta beauty.

John Queras

Acerca de John Queras

Es el encargado de probar la cosmética, los perfumes y los tratamientos masculinos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>