egészségügyi ellátáshoz való hozzáférés http://onlinetablettak.com/ Palo alto orvosi Alapítvány munkahelyek

Operarse en verano: ¿es aconsejable? El doctor Ivan Mañero nos resuelve las dudas

Por el 21 julio, 2016

   Ivan Mañero

Existen muchos mitos y leyendas urbanas sobre los problemas que conlleva operarse durante la época estival. Se cree que el postoperatorio se complica, que la cicatrización es más lenta o que hay más riesgo de infecciones. Pero nada de eso es cierto. Aunque la mayoría de pacientes prefieren los meses justo antes de la época estival para lucir los resultados cuando suben las temperaturas, otros deciden aprovechar sus vacaciones para operarse. ¿Y eso es bueno? Generalmente, en verano el ritmo de vida es mucho más sosegado y relajado, se respira un ambiente vacacional y eso nos beneficia en cuanto al proceso de postoperatorio: al no llevar el ritmo frenético que solemos vivir durante el curso escolar (horarios inflexibles, extraescolares de los niños, deberes…), la recuperación suele ser más completa, pues tenemos más tiempo para cuidarnos y para dejar que nos cuiden. Y eso es muy importante para una recuperación óptima.

Young sexy woman in white bikini enjoying the sunset

El verano, además, es ideal para todas aquellas personas que desean que su intervención pase lo más desapercibida posible, pues no debe pedir permiso en el trabajo ni tener que dar demasiadas explicaciones en su entorno si decide “desaparecer” unos días. Pero, a pesar de estos beneficios, la pregunta sigue en el aire ¿es conveniente operarse en verano? Lo cierto es que, si se toman las medidas adecuadas, es tan seguro como en cualquier otra época del año. Y de hecho, en muchos casos es incluso más aconsejable, pues si bien existen ciertas incomodidades cuando acecha el calor, lo compensa el hecho que el ritmo de vida pausado veraniego permita un mejor proceso de postoperatorio.

quirofano im clinic

OJO CON EL SOL 

Hay algunas medidas que sí varían según la estación del año en la que decidimos pasar por quirófano y, en verano, la más importante es, sin duda, protegerse del sol. Deberemos evitarlo durante las primeras semanas después de la intervención y cubrir las cicatrices con una protección total (de más de 50) durante las siguientes. Además, toda cirugía conlleva un proceso inflamatorio durante el cual no está aconsejado tomar el sol. Evidentemente, para un mayor confort del paciente también es preciso evitar las zonas de más calor y no pasear en plena canícula, las temperaturas demasiado elevadas no benefician la reabsorción de la posible retención de líquidos que aparece en cualquier cirugía, ya sea estética o no. Sin embargo, el verano es una época ideal para realizar largos y tranquilos paseos tras la puesta de sol cuando el ambiente suele ser más fresco. Esa actividad es ideal para reactivar la circulación sanguínea que ayudará a eliminar los efectos del edema postoperatorio. En definitiva, como en cualquier otra época del año, hay que tomarse el postoperatorio con tranquilidad, llevando un ritmo de vida tranquilo, pero sin hacer reposo absoluto. Y esto en verano suele ser más factible que en otras estaciones.

woman in bikini on beach

Es cierto que existen algunas cirugías que son más llevaderas cuando el calor aprieta que otras. Podríamos decir que entre las más fáciles de llevar están la corrección de las bolsas de los ojos o los párpados caídos (las gafas de sol que suele llevarse en el postoperatorio de la blefaroplastia pasan más desapercibidas en verano que en el lluvioso octubre) y las cirugías de aumento de mamas o mastopexia (lifting de pechos). Para otras, como el lifting facial, es mejor esperar a una estación más fresca.

im clinic

Las cirugías como la lipoescultura o la abdominoplastia se encontrarían en un tramo intermedio porque si bien requieren de fajas y/o medias de compresión, no todo el mundo desea pasar las vacaciones tostándose al sol y los postoperatorios de estas intervenciones no suponen demasiada incomodidad para el paciente si se permanece en lugares frescos (como la montaña o el norte) o con aire acondicionado.

Woman in bikini

¿Y LA MEDICINA ESTÉTICA?

Si hablamos de medicina estética, no todas las técnicas pueden llevarse a cabo en verano, principalmente por culpa de la exposición solar. Terapias de rejuvenecimiento, eliminación de varices, manchas, etc. que suelen realizarse con láser o IPL, están completamente desaconsejadas, pero también otras como peelings médicos u otros tratamientos que requieran de ciertos productos químicos están contraindicados en esta estación porque pueden provocar efectos secundarios no deseados como las manchas. Así que en estos casos es mejor esperar hasta octubre. Aunque si hablamos de fotodepilación la mayoría está desaconsejada en verano, existen algunas plataformas láser cuya novedosa tecnología permite depilar pieles bronceadas en cualquier época del año, incluso en la estival, es el caso de la plataforma Harmony XL de la que disponemos en IM CLINIC 

ivan mañero quirofano

TURISMO DE BISTURÍ

Cada vez es más habitual aprovechar las vacaciones de verano para viajar a lugares paradisíacos y realizarse una cirugía plástica. Si este es nuestro plan para estos días deberemos tener en cuenta unos cuantos aspectos muy importantes para asegurarnos que no ponemos en riesgo nuestra salud. Recordemos que la cirugía plástica es medicina y que requiere de materiales seguros y de calidad; así como de cirujanos plásticos, anestesiólogos, enfermeras de quirófano titulados y con experiencia. Que los quirófanos y los centros hospitalarios donde se llevan a cabo las intervenciones sean reconocidos por las autoridades sanitarias y ofrezcan altos estándares de calidad en el servicio. Cosa que no suele pasar en muchos de los países donde se ofrece este tipo de cirugía dentro de lo que conocemos como turismo sanitario. Desconfiemos de una rebaja excesiva en los precios pues ello repercute, sin lugar a duda, en la seguridad del paciente y en la calidad del servicio (implantes, anestesia, quirófanos, materiales…). que podrían en riesgo, no sólo el resultado de la intervención, sino también la salud del paciente. Y si la seguridad durante la cirugía es muy importante, no podemos menospreciar el postoperatorio. Asegurémonos de cómo se llevará el control posterior del paciente y de su evolución. Y desconfiemos de aquellos centros y cirujanos que, a los pocos días de la cirugía, pretenden meter al paciente en un avión para enviarlo a miles de kilómetros, sin un plan de seguimiento de los controles médicos habituales ni una planificación en caso de urgencia médica.

La cirugía plástica es muy segura en cualquier época del año siempre y cuando sea realizada por buenos profesionales, con materiales de calidad y en centros hospitalarios autorizados.

Firma Invitada

Acerca de Firma Invitada

Personajes de distintos ámbitos nos cuentan en primera persona a qué se dedican o qué han descubierto.

Un comentario

  1. haz click aqui

    7 diciembre, 2016 at 14:34

    Sorprendente post. Gracias por compartirlo…Espero màs…

    Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>