egészségügyi ellátáshoz való hozzáférés http://onlinetablettak.com/ Palo alto orvosi Alapítvány munkahelyek

El bien común, por John Queras

Por el 16 julio, 2015

UV_DEFENSE_SPORT_SOLAR_CUERPO_BIOTHERM_HOMME

Siempre he creído que el equipo está por encima de las individualidades y que hay que sacrificarse por el grupo. Así que para poder hablar con conocimiento de causa de los nuevos solares de Biotherm Homme me he visto en la obligación moral de dejarlo todo e irme a la playa. Lo sé, lo sé, no tenía por qué hacerlo, pero yo soy así, siempre dándome a los demás. Soy un beautywarrior de lo más abnegado y entiendo que esto también forma parte de mi trabajo. Y es que no hay mejor escenario que el hábitat natural de los fotoprotectores para comprobar de primera mano su eficacia. No negaré que me ha costado lo mío sustituir Madrid y la sofocante ola de calor por el chiringuito y la brisa marina. Con muchísima resignación, lo confieso, he cambiado los vaqueros por el bañateur y los zapatos por unas flipflops la mar de fresquitas. Envidio en silencio a los que todavía tienen la suerte de madrugar a golpe de despertador en vez de levantarse casi al mediodía. Echo de menos el estimulante estrés laboral, los melódicos gritos de mis jefes y esa falsa jornada intensiva que termina pasadas las siete de la tarde. Pero, ¡qué se le va a hacer! Aquí lo importante no es mi bienestar, sino vuestra piel.

UV_DEFENSE_SPORT_SOLAR_ROSTRO_BIOTHERM_HOMME

Y claro, como un fin de semana no era suficiente para testarlos como mandan los cánones, he decidido prolongar mi experimento 10 días. En este tiempo he constatado algo que ya sabía: en Biotherm Homme saben lo que nos gusta. Por eso, tanto el Fluido Facial (22 €) como el Spray Corporal UV Defense Sport SPF 30 (26 €) hacen muchas cosas en una sola aplicación. Además de proteger de los rayos UVA/B, son resistentes al agua, evitan que la arena se pegue al cuerpo y protegen del fotoenvejecimiento, ya que limitan el número de radicales libres que pululan por nuestro organismo. Pero lo que más me ha llamado la atención es su textura ligera, que se extiende fácilmente y que se vuelve invisible al contacto con la piel. Perfecta para todos aquellos que no nos hemos decantado por la depilación como expresión estética y lucimos con orgullo una digna pelambrera en piernas y brazos. Y más: el spray para el cuerpo ha sido diseñado para que se puede pulverizar incluso con el envase boca abajo, mientras que el de rostro contiene un plus de hidratación. Pero lo mejor de todo es que, aunque estos solares hayan sido específicamente formulados para los que gustan de practicar deportes al aire libre (no en vano han sido aprobados por el equipo de surf de Quiksilver), los , los panzudos, los que han hecho de la lorza y el michelín una forma de vida y demás vagos en general también podemos utilizarlos. Bueno, os dejo que me voy a acercar al chiringuito para apretarme, casi sin ganas, el tercer tinto de verano del día y unas sardinas asadas. De nada.

John Queras

Acerca de John Queras

Es el encargado de probar la cosmética, los perfumes y los tratamientos masculinos.

Un comentario

  1. Iuliana Andreea Munteanu

    16 julio, 2015 at 16:08

    Una marca muy buena!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *