Paso a paso de una laserlipólisis con el Dr. Mancini

Pasadas las navidades con sus correspondientes excesos gastronómicos, las periodistas, bloggeras e informantes en general del mundo de la belleza comenzamos a recibir todo tipo de propuestas cosméticas, estéticas y quirúrgicas encaminadas a lucir una estupenda figura en verano. Una lee las notas de prensa, se observa y ve que la cubren capas y capas de diferentes tejidos y piensa: “anda que hasta que llegue el verano, tengo tiempo”. Y luego pasa lo que pasa, que sin enterarnos llega la primavera, nos vemos haciendo las reservas de las vacaciones y otro año que no nos hacemos nada porque cuando nos queremos dar cuenta, ciertas intervenciones ya no son factibles de realizar porque precisan de un tiempo de recuperación con el que ya no podemos contar. Por eso aquí estoy, con un frío helador en la calle dispuesta a escribir sobre una de las intervenciones más demandadas de cara al verano. La liposucción laser o laserlipólisis
   (Fotos 1 y 2)
Como pasa con todo en esta vida las liposucciones ya no son lo que eran y en este terreno ha tenido mucho que ver el empleo del láser. Gracias a él se ha revolucionado esta técnica que permite tratar de forma mucho más eficaz zonas del cuerpo -como el interior de los muslos, los brazos, la papada o la espalda- que antes eran, casi, imposibles de tocar. Y, además y muy importante, el postoperatorio tanto de estas zonas como de las clásicas (cartucheras, flancos y abdomen) es más rápido, con menos inflamación, dolor y moratones. Y todo esto lo digo porque lo he visto. Ya sabéis que para ciertas cosas soy un poco como Santo Tomás, que si no lo veo, no lo creo y que por muchas fotos del antes y el después que me envíen no termino de fiarme. 
 

(Foto 3)

Por eso cuando el doctor Francesco Mancini me propuso presenciar una liposucción por láser, o laserlipólisis que tanto monta, no lo dudé, porque a la hora de meterme en un quirófano, aunque sólo sea para mirar, prefiero hacerlo con uno de los mejores especialistas en esta técnica de nuestro país. Y allí me colé, con permiso de la paciente, of course, me disfracé de verde y pude comprobar lo sencilla que es esta intervención. Pero, ¡Ojo! Que sea sencilla no significa que la pueda realizar cualquiera ya que requiere una precisión que sólo la experiencia es capaz de calcular. Que el resultado sea perfecto depende, entre otras cosas, de la pericia del médico a la hora de introducir las cánulas en los puntos adecuados y realizar los oportunos masajes de amasado en las zonas concretas. 

(Foto 4)
Pero como lo mejor es que lo veáis os dejo el paso a paso en fotografías. En primer lugar se dibujan las zonas que se quieren tratar y se desinfecta la zona (Fotos 1 y 2). A continuación, (Foto 3) se inyecta la anestesia local a través de pequeñas incisiones (entre 2 y 3 milímetros). 
Junto con la anestesia se introduce suero fisiológico que además de “hinchar” la zona contribuye a que no se  produzcan quemaduras internas ya que debido a la afinidad que tiene el láser con el agua se consigue fundir la grasa sin quemar tejidos. 

  (Fotos 5 y 6)
Una vez que la zona esta anestesiada se introduce una cánula flexible muy fina (2 mm) en la que se encuentra la fibra óptica del láser (Foto 4). El láser actúa licuando la grasa (literalmente hace estallar las células de grasa), coagula los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran en el camino y, lo más importante, calienta la dermis (la capa profunda de la piel) desde el interior consiguiendo una retracción de la piel de forma instantánea. Así se evita la aparición de flacidez. Se comienza a tratar la zona más profunda con la potencia elegida (alta) y posteriormente se pasa a tratar con una potencia más baja, las capas más superficiales, justo por debajo de la dermis. El resultado es que la grasa se transforma en un material parecido al aceite y que, aunque podría ser reabsorbido por el organismo, se aspira con una pequeña cánula de 3 mm. (Fotos 5 y 6). De ese modo se consigue que el postoperatorio sea más rápido. Una vez finalizada la aspiración se cierran las incisiones con un sólo punto, muy fino, imperceptible cuando cicatriza, y se coloca a la paciente una faja elástica. (Fotos 7 y 8)

(Fotos 7 y 8)

Tras la intervención, ambulatoria, el paciente se marcha a su casa y puede reanudar su vida normal aunque los dos primeros días pueden ser algo incómodos ya que el paciente no se puede quitar la faja ni ducharse por completo. Se pueden notar picores leves, sequedad de la piel y, a veces, un mínimo dolor o ligeras molestias. Pasadas 48 horas se realiza una revisión tras la que los pacientes ya pueden ducharse y hacer una vida normal aunque durante una o dos semanas -por lo general una- tienen que usar la faja durante las 24 horas, quitándola únicamente para ducharse y lavarla. Lo resultados se ven claramente a las dos semanas y siguen mejorando con el paso del tiempo. En general, al mes se nota un 85% del resultado definitivo ya que la regeneración del colágeno se ve pasados dos ó tres meses.
Más info: Doctor Francesco Mancini. Clínica Rads Beauty. Paseo de Eduardo Dato 12, 1º B. Tfno: 914484070


14 Comments

  • Jaione Mss
    Posted 16 January, 2013 09:40 0Likes

    Que interesante, me ha encantado la entrada me gustan estos temas y más si lo has fotografiado tu en persona, besos!

    • Mª Eugenia León
      Mª Eugenia León
      Posted 17 January, 2013 13:44 0Likes

      Gracias. Sí, lo he fotografiado yo. Por eso la calidad de las fotos no es todo lo buena que debería. Un beso.

  • Anonymous
    Posted 16 January, 2013 10:01 0Likes

    Podrias seguir este post destro de tres meses?
    Me interesa muchisimo ver el resultado final.
    Gracias

  • Andrea Cuesta
    Posted 16 January, 2013 10:16 0Likes

    Guau! Le han dejado genial!

  • Ines Rocha
    Posted 16 January, 2013 12:38 0Likes

    Madre mía,si no lo veo……no lo creo!!!!

  • sem
    Posted 16 January, 2013 13:23 0Likes

    Ha quedado genial.

  • Maru Silva
    Posted 16 January, 2013 16:03 0Likes

    Qué gran post Geni, muy interesante todo el procedimiento, pero te digo una cosa, la paciente ya estaba estupendísima antes jaja con ese cuerpo yo no me hubiera hecho nada 🙂

    Besos,

    • Mª Eugenia León
      Mª Eugenia León
      Posted 17 January, 2013 13:45 0Likes

      Gracias Maru. Aunque es verdad que estaba estupenda, ya sabes, "nadie es perfecto" y todo es susceptible de mejorar. Un beso

  • Luisa M.
    Posted 17 January, 2013 13:43 0Likes

    Hola, me gustaría saber cuánto cuesta hacerse este tratamiento en los muslos? Muchas gracias.

    • Mª Eugenia León
      Mª Eugenia León
      Posted 17 January, 2013 13:47 0Likes

      Hola Luisa, los precios dependen de las zonas a tratar y del volumen de grasa que se quiera eliminar pero calcula a partir de 2.000€ por zona

  • ANA
    Posted 21 January, 2013 10:17 0Likes

    Se me han puesto los pelos de punta al ver el post…porque yo me la he hecho en los muslos hace años y es peor verlo así que hacerlo..jajaja! Aunque al mes te haces una idea de como ha ido la operación, los resultados definitivos se ven a los 6 meses aproximadamente!!! Merece la pena, eso sí, siempre y cuando te cuides porque si tienes tendencia a "engordar" en esa zona en concreto y no te cudidas…con los años vuelve a aparecer!!! Yo por ahora he conseguido mantenerlo más o menos a raya…
    Besitos!!!

  • RAQUEL
    Posted 22 January, 2013 17:33 0Likes

    Hola!!yo alguna vez me lo he pensado pero siempre me ha dado miedo el quirófano ,aunque viendo este post me estoy animando.
    Enhorabuena,ha quedado genial!!
    Gracias por compartir
    Bss

  • RAQUEL
    Posted 22 January, 2013 17:36 0Likes

    Por cierto,cuanto duran los resultados??

  • Sandra
    Posted 7 January, 2014 00:58 0Likes

    Así queda genial ver una opinión o como es una operación de este estilo, me ha encantado el artículo, muy realista.

    Saludos!

Live a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.