egészségügyi ellátáshoz való hozzáférés http://onlinetablettak.com/ Palo alto orvosi Alapítvány munkahelyek

LOS ABUSOS DEL BISTURÍ

Por el 7 mayo, 2012

España ocupa el cuarto puesto en el ranking mundial de operaciones de cirugía estética, detrás de EE.UU, Brasil y Argentina. Somos una potencia y contamos con grandes profesionales, de los mejores. Es un alivio porque los cirujanos estéticos, además son plásticos y reparadores. Que para el que no lo sepa aún, son dos especialidades que ayudan a las personas, ya no a verse mejor frente al espejo, sino a recuperar alguna función perdida por parte de cualquier órgano corporal o facial o a reparar las secuelas producidas por una enfermedad o traumatismo grave, como un accidente de coche. Con lo que la disciplina va más allá de la pura estética, concepto que no se debería nunca perder de vista. 

No es que yo vaya a criticar la cirugía estética en este post ni en ningún otro foro. Es más, estoy absolutamente a favor de la misma cuando se utiliza con criterio y se hace con honradez y profesionalidad. Querer mejorar es absolutamente loable y asumir la edad y el paso de los años no tiene por qué suponer dejarse llevar por la decrepitud; pero de ahí a convertir el quirófano en un laboratorio de monstruos hay un abismo, y caer en él tiene consecuencias absolutamente patéticas, incluso trágicas. El abismo se llama dismorfobia o trastorno dismórfico corporal y consiste en una tara psicológica que quien la sufre siempre se ve defectos físicos, aunque éstos no existan o sean levísimos, que intenta arreglar a base de una operación tras otra. Los buenos cirujanos estéticos, éticos y razonables, saben detectar este tipo de personalidades en la primera consulta y desvían a estos pacientes a psiquiatras y psicólogos que puedan ayudarles a superar este trastorno. Sin embargo, siempre hay malas prácticas, gentes que miran más el bolsillo que el buen hacer y que por embolsarse unos cuantos miles de euros son capaces de ejercer de Víctor Frankestein y crear auténticos monstruos, a los que no les dan la vida, como el protagonista de la mítica novela de Mery Shelley, sino una imagen espeluznante. Un horror que debería estar prohibido por ley pero ante el que ninguna autoridad sanitaria de ningún país del mundo hace nada. Y como una imagen vale más que mil palabras, os invito a que veáis el montaje elaborado en Power Point por Fátima Macri. Los antes y después del bisturí distorsionador. Sinceramente, creo que no solo los protagonistas de este documento están enfermos de dismorfia, sino que quienes han practicado tales horrores deberían estar en un psiquiátrico, o al menos apartados de una profesión mucho más digna y necesaria, deshonrada por las manos avaras de cirujanos estéticos que no merecen este calificativo.
 

Itziar Salcedo

Acerca de Itziar Salcedo

Una de las especialistas de belleza más veteranas de nuestro país. @itziarsalcedo

8 Comments

  1. B-Girl in THE B WORLD

    7 mayo, 2012 at 00:39

    Hola Itziar,

    Me ha encantado tu forma de hacer ver como una mala praxis o un intento de llenarse el bolsillo convierte caras preciosas en auténticas monstruosidades. Como en todo, en la sencillez está el gusto y en la medida la belleza. A veces es mejor lucir arrugas con dignidad por mostrar tu paso por la vida que intentar eliminarlas del todo para acabar pareciendo un personaje de una peli de terror.

    Muy buen post! ;)

    Besitosss!!

  2. Chica

    7 mayo, 2012 at 06:12

    Estoy contigo. Totalmente de acuerdo con la cirujía estética, creo que puede ayudar a mucha gente, pero siempre en su justa medida, como todo en esta vida.

  3. ro

    7 mayo, 2012 at 07:32

    La cirugía, como dices, no es mala. Se trata del uso y abuso que se hace de ella. Me ha gustado tu artículo.

  4. Jaione

    7 mayo, 2012 at 21:12

    Como todo, en exceso, es mala.

  5. Nessalba

    9 mayo, 2012 at 20:06

    Además coincide que la mayoría de personas eran guapísimas antes incluso de la primera cirugía, como el caso de Meg Ryan. De verdad que hay gente a la que no entiendo.

  6. Evelyn

    15 mayo, 2012 at 01:18

    Estoy de acuerdo con el tema de la cirugía no estoy en contra pero no es algo que no apoyo

    persianas

  7. Lidia Perez

    11 octubre, 2012 at 22:22

    Hola!!yo tengo mucho miedo a las operaciones…pero creo que con moderación no son malas del todo. Estoy pensando en someterme al método nuevo de Zerona para quitarme la celulitis!!me lo recomendais??

  8. Maxilofacial

    1 abril, 2016 at 16:17

    Muy interesante artículo. Es fundamental ponerse en manos de profesionales y no abusar de la Cirugía Estética para obtener resultados naturales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>