PIP, las siglas del miedo. Carta abierta de una cirujana plástica

Los fraudes en cirugía plástica y medicina estética no son nuevos, pero hoy por hoy alcanzan a muchas más personas que cuando estás técnicas eran más elitistas. La democratización ha traído consigo que muchos hombres y mujeres hayan podido sentirse mejor con su imagen, pero también que algunos desaprensivos intenten hacer más negocio a costa de la salud. Los implantes mamarios PIP han conmocionado el mundo de la cirugía plástica, reparadora y estética. Son muchos los profesionales que alertan de las prácticas fraudulentas, pero las 10.000 mujeres españolas que se estima que llevan estos implantes viven momentos de angustia. A ellas va dirigida esta carta de la doctora Castro, cirujana plástica, reparadora y estética, que además de sus consejos profesionales ofrece a todas aquellas afectadas por este problema un descuento de un 50% de sus honorarios para aquellas que quieran recambiarse las prótesis y la Seguridad Social no se haga cargo de su operación. Os dejo con su carta.
Carta abierta de una Cirujana Plástica
“El pasado marzo saltó la primera alarma: los implantes de la casa PIP empezaban a dar problemas: baja calidad, roturas frecuentes, gel de silicona no autorizado, posibles consecuencias sobre la salud por determinar, etc. Desde ese día muchas mujeres afrontan el futuro con incertidumbre y preocupación.
Muchas como tú, cambiaron la ilusión por el miedo y la duda, preguntándose si es realmente necesario someterse de nuevo a una intervención para retirar esos implantes y sustituirlos por otros. Y también como tú, se preguntan : ¿Qué hice mal? o ¿Por qué he tenido tan mala suerte?
Tuviste muchas dudas antes de la intervención, preguntándote probablemente si hacías bien, si no te estabas arriesgando a tener un problema más adelante, si habías elegido al profesional más adecuado, si no te estarías complicando la vida por el deseo de verte mejor. Además, esta decisión suponía invertir una cantidad de dinero importante en el proceso. Finalmente tomaste tu decisión y el resultado te satisfizo. Te veías mejor cada día, te encontrabas bien, y empezabas a disfrutar del resultado cuando surgió la noticia. ¿Y ahora qué?
Ni siquiera la respuesta a esa pregunta está muy clara. Los datos sobre los efectos de este gel no autorizado en el tejido mamario no son concluyentes. Sin embargo, hay una cosa que parece segura: son implantes que se rompen antes que los de mejor calidad, y además el gel de silicona que los rellena no está autorizado para su uso médico. Así que te pregunto, ¿de verdad quieres asumir el riesgo de que esos implantes se rompan¿Sabes que retirar un implante roto es más complicado que si no lo está?
Cuando las prótesis se rompen la silicona entra en contacto con el cuerpo y resulta más difícil de retirar en su totalidad. ¿Cómo se comporta un gel de silicona de una calidad tan baja que ni siquiera está autorizado para su uso médico?
Como cirujana plástica y como mujer, yo solo puedo recomendarte una cosa: actúa cuanto antes, sin urgencia pero sin dejadez. En cuanto esos implantes ya no estén en tu cuerpo, y sobre todo si están intactos, tendrás un problema menos del que preocuparte.
Sí, es cierto que has sido víctima de un fraude. Igual que tu cirujano. Es cierto que falló el control sobre este producto. Y también es cierto que para evitar riesgos, tendrás que volver al quirófano y gastar dinero. Y que no entiendes por qué te toca asumir todo esto, cuando tú hiciste las cosas correctamente: tu cirujano plástico es un especialista con su titulación en regla, te operaste en un hospital con todos los medios (incluso UVI por si surgía alguna complicación), con un buen anestesista, cumpliste todas las órdenes postoperatorias de forma escrupulosa, cuidaste las cicatrices, elegiste implantes de gel cohesivo de silicona (el material más seguro, que se utiliza incluso en reconstrucción mamaria). Y todo fue bien.
No había forma de evitar lo que te ha pasado. Los implantes PIP tenían su certificación europea y no todas habían sido fabricadas con ese gel. Algunas llevaban un gel autorizado. El problema es saber cuáles. ¿En qué lotes se cometió el fraude? Imposible saberlo.
Tal vez la única pista de la baja calidad de estos implantes PIP te la podía haber dado el precio, bastante inferior a los implantes de alta gama (unos 500€ el par frente a 1500€). Pero es posible que eso no lo supieras si nadie te lo dice. Y aun siendo efectivamente de una calidad inferior, no tenía por qué haberse cometido un fraude .
La diferencia en cuanto a la calidad de los implantes se manifiesta en el grosor y granulado de la cubierta, haciendo a los implantes de mejor calidad más resistentes a la rotura y con menor índice de contractura capsular; y el tipo de gel de silicona del interior, siendo esté el responsable final de la forma y tacto de los implantes según su cohesividad. Estás cubiertas más resistentes no dejan que trasude silicona a su través y la más alta cohesividad del gel hace que este sea más seguro, ya que aún en el caso de rotura, no migra y es fácil de retirar. Porque es cierto que aún los mejores implantes se pueden romper, pero sin riesgo para la salud y con una empresa responsable detrás que los garantiza de por vida en estos casos.
Es por esto que algunos cirujanos plásticos como yo, no hemos usado jamás implantes PIP. Porque preferimos lo mejor para nuestras pacientes. Esto nos asegura buenos resultados y mucha tranquilidad con respecto al futuro.
No sigas dudando. Es mejor prevenir que lamentar. Busca un buen cirujano (puedes confiar en el tuyo que no es responsable de esta situación), y colócate unos implantes de calidad. Volverás a disfrutar del resultado en seguida. Para reclamar siempre habrá tiempo. Lo primero es proteger la salud.”

Dra. Mª José Castro Veiga
Especialista en Cirugía Plástica Estética y Reparadora. www.doctoracastro.es

5 Comments

  • Anonymous
    Posted 24 January, 2012 11:38 0Likes

    Hay un error en el número de mujeres afectadas por las prótesis PIP, no son 10, sino 10.000, un cifra muy elevada y preocupante, sin duda

  • Mª Eugenia León
    Mª Eugenia León
    Posted 24 January, 2012 15:04 0Likes

    Efectivamente, ha sido un error al pasar el texto. Ya está corregido. Gracias.

  • Begon69
    Posted 24 January, 2012 18:53 0Likes

    No me extraña que las afectadas en cierto modo sean reacias a volver a pasar por otra intervención para sustituir las prótesis, aunque si es por el bien de tu salud y se puede habría que hacerlo.
    besitos!!!

  • Anonymous
    Posted 24 January, 2012 19:59 0Likes

    Espléndida en el fondo y en la forma la carta de la Dra. Castro que creo que despeja todas las cuestiones de este asunto.
    Sin duda, si yo tuviera ese problema, acudiría a ella misma para resolverlo.

  • Cirugia Plastica Cali
    Posted 24 April, 2012 17:55 0Likes

    La verdad es inconcebible ver que muchos "cirujanos" si así merecen llamarse a estos personajes sin ética e busquen lucrarse a costas de la salud de muchas personas, esto es algo vergonzoso. Aquí en Colombia por ejemplo la entidad encargada de mirar la calidad de los productos también se encargo de hacer mas fácil esta estafa pues su control no fe verídico, ya que como viene esto del extranjero lo catalogan como bueno.

Live a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.